No Es Bueno, Nos Dice

Miércoles 20 de marzo de 2013

“No es bueno”, dice honestamente Amaury Julio, Coordinador Nacional del Grupo Colombiano de Emergencias (GCE), sobre el sistema de respuesta a emergencias médicas en Colombia durante una entrevista informal con A Tu Lado el 20 de marzo. Sin embargo, los servicios de atención prehospitalaria de Colombia incorporan unos modelos que podrían beneficiar a Bolivia y Venezuela. Y eso es exactamente nuestra razón por estar aquí.

Miembros del equipo de A Tu Lado se reunieron con GCE para entender mejor cómo funciona la atención prehospitalaria aquí: los estándares educativos que tienen, los sistemas de licenciatura, las personas que son autorizadas a atender, etc.

“Cualquier persona en el mundo se puede enfermar, excepto a un médico. Y cualquiera puede tener problemas, salvo un político”, Amaury dice, explicando que el público se enfocó en la necesidad de mejorar la atención prehospitalaria cuando un senador sufrió un traumatismo y se falleció en la calle. Desde entonces, Colombia empezó a requerir que la ambulancias empleen profesionales con una base de capacitación, y que diferencien entre las ambulancias avanzadas y las básicas. En niveles nacionales y locales, políticos y personal de atención prehospitalaria empezaron a colaborar. En el año 2000, el alcalde de Bogotá pasó una resolución que requiere que todas las ambulancias empleen técnicos
en atención prehospitalaria o enfermeros con capacitación especializada en la atención prehospitalaria.

¿Cómo se relaciona todo esto con A Tu Lado? Siempre buscamos maneras de mejorar las inversiones de nuestros recursos, y la historia de Colombia nos ayuda a encontrar los mejores pasos adelante. Instituciones como GCE y facultades de medicina en todo el país proveen educación estandarizada de la atención prehospitalaria, pero el título de “paramédico” no existe. En vez de “paramédico”, hay técnicos y tecnólogos en atención prehospitalaria, enfermeros con capacitación prehospitalaria, y médicos con capacitación especializada en las emergencias y el trauma. Todos aquellos cumplen el rol de un “paramédico”. Tomando en cuenta el impacto de A Tu Lado ha tenido en estudiantes con
capacitación médica previa (como Mario), aprender del proceso que tiene Colombia para mejorar su sistema de respuesta a emergencias médicas nos da mucho que considerar. También nos ayudará a asegurar que los programas educativos de A Tu Lado tienen el máximo valor posible.

En la próxima semana, seguimos a reunirnos con y aprender de otros educadores y profesionales de respuesta a emergencias médicas. Mañana, viajamos a Medellín para visitar con el programa de atención prehospitalaria en la Universidad CES.

Grupo Colombiano de Emergencias

Emily Berger y Terence Steinberg de A Tu Lado, con líderes del Grupo Colombiano de Emergencias; Bogotá, Colombia, marzo 2013